Diogenes Taborda, La política y el deporte




Aquí las dos fuentes de inspiración de Taborda. ¿Quíen no recuerda las graciosas figuras con temas deportivas que aparecieron en Crítica? La figura de Taborda era popular en los fields en los momentos de resolverse los grandes machses, siempre con esa sonrisa de hombre que advierte, comprende y perdona. Allí iba el artista a extraer del alma de la muchedumbre lo que era capaz de sorprender su espíritu selecto. Y cuando sorprendía el carácter general de algo en una actitud fugitiva, el rasgo maestro expresaba con sana alegría lo que la sensibilidad había sabido advertir en el ambiente. Pero donde su talento ha fructificado en hallazgos memorables, ha sido dibujando personajes políticos. Algunas figuras de Taborda han resultado simbólicas y el público las ha aceptado como tales.¿ Que gran virtud es ésta de dar a cada cual la parte de regocijo que le corresponde! Y Taborda como nadie sabía administrar esta virtud, con una comprensión maravillosa, de su misión y de su oficio. Gran ciudadano de la gran ciudad. Y a la hora en que la tarde es una invitación al hogar, como como diría el poeta, CRITICA, se desparramaba con toda la ciudad, en donde todos buscaban ansiosamente los dibujos de Taborda, en que la gracia y la ironía, iban a incitar a la carcajada ruidosa. Es así como el artista llegó a la celebridad, con solo dejar que su talento brillara con la simple fortaleza del día.
0