Diogenes Taborda, las leyendas



En los grandes artistas de la caricatura, las leyendas tienen una importancia secundaria cuando la palabra ha sido vencida por la gracia y fuerza expresiva de la línea. Pero cuando entre el dibujo que se contempla y la leyenda del pie, se produce un íntimo consocio, la fuerza humorística de la caricatura es única. Esto lo sabía hacer nuestro Taborda con una gracia incomparable. En destreza de línea, que muchos han tratado de imitar, nadie ha conseguido igualar. Y esto sucede porque no se trataba tan sólo de un gran dibujante, sino también de un gran espíritu. Su mano ágil estaba siempre guiada por un claro entendimiento y un puro corazón.
0